BMW 535i GT, la berlina diferente

BMW 535i GT, la berlina diferente
BMW 535i GT, la berlina diferente
Con una estética inclasificable y espectacular, un amplísimo y lujoso interior y un comportamiento que prima el confort pero no está exento del dinamismo característico de BMW, el Serie 5 GT es un coche para inconformistas.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo
No se puede negar que Mercedes-Benz acertó de pleno con el CLS, un modelo que creó su propio nicho de mercado y un movimiento comercial al que sus principales rivales no reaccionaron con suficiente rapidez. Audi acaba de presentar el A7 para intentar solucionarlo, pero la respuesta de BMW se fue por otro lado con un nuevo y sorprendente modelo, el Serie 5 GT.
Fruto de las peculiares formas de su carrocería, este inclasificable vehículo está a caballo entre una berlina, un familiar, un coupé y un SUV, creando así un nuevo segmento. La idea que late en el fondo de este proyecto es la de ofrecer a sus clientes un “todo en uno”, y para ello los ingenieros bávaros han creado un coche de una calidad suprema, lujoso, cómodo en extremo y con una peculiar estética que rompe todos los esquemas del sector. Y lo han llamado  PAS, que significa “Progressive Activity Sedan”.
La nomenclatura que le han dado nos lleva a pensar que su punto de partida es el nuevo BMW Serie 5, pero la realidad es que el GT deriva directamente del Serie 7, algo que sus dimensiones no pueden esconder. Con un peso de más de 2.000Kg, 5 metros de largo, 1,90 de ancho y 1,55 de alto, la presencia del BMW Serie 5 GT es imponente, levantando admiración allá por donde pasa y ejerciendo de “rompe-cuellos” por la calle.

Elegante y con una capacidad de representación asombrosa, el BMW GT no abandona los rasgos de coupé, algo en lo que las cuatro puertas sin marco tienen mucho que decir. A pesar de ello, su gran superficie acristalada, especialmente con el techo panorámico de la unidad de pruebas, le da una luminosidad que no hace más que agrandar su espacioso interior. Pero la verdadera personalidad de este modelo está en su “cola truncada”,  con una agresiva y pronunciada caída del techo al estilo del BMW X6.
Probamos el 535i GT
Para comprobar sus bondades y como se desenvuelve sobre el asfalto hemos probado el BMW 535i GT, versión de acceso a la gama de gasolina que está propulsada por el alabado y premiado bloque de seis cilindros, 3 litros de cilindrada y 306 CV de potencia.  Este motor se ha sometido a una reciente actualización y ahora incorpora la tecnología de distribución variable “Valvetronic” y monta un único turbo más eficiente en lugar de los dos anteriores, con lo que resulta un 10% más eficiente.
En el vano motor del BMW Serie 5 GT  esta mecánica homologa un consumo medio de combustible de tan sólo 8,9 litros a los 100 kilómetros, unos datos brillantes que dan fe de su poderío. Este consumo va acompañado de una respuesta muy elástica proveniente de sus 400Nm de Par desde 1.200 rpm, y las prestaciones brillan a gran altura con una velocidad máxima auto-limitada a 250Km/h y una aceleración de 0 a 100 por debajo de los 6,5 segundos.



Pero no menos halagos merece la caja de cambios automática de 8 velocidades de convertidor de par de BMW. Se trata de una de las mejores transmisiones entre las de su especie, con un funcionamiento delicado no exento de velocidad cuando es necesaria y capaz de un comportamiento “inteligente” que se adapta a la forma de conducir del conductor. 

Esta caja está capacitada para reducir varias marchas a la vez y tiene la destreza de engranar las relaciones más adecuadas en función del tipo de conducción que estemos llevando a cabo en cada circunstancia. Antes de seguir con la prueba de esta maravilla tecnologíca os dejamos un vídeo del desarrollo de la marca de este rompedor proyecto.

Continuará...

Comparte esta noticia

COMENTARIOS