BMW 535i GT, confort m醲imo

BMW 535i GT, confort m醲imo
BMW 535i GT, confort m醲imo
Su escenario preferido son las autopistas y autov韆s pero gracias a la magia de la tecnolog韆 el BMW GT mantiene la compostura en todo tipo de trazados con total satisfacci髇 y confort.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo
Una vez sentados en el interior, este salón rodante nos recibe con una atmósfera de lujo extremo. La sobriedad inherente a cualquier BMW se ve acompañada por un tacto exquisito de todos los botones que hay que accionar, por el empleo de unos materiales de calidad exacerbada, y por unos detalles y unos acabados al nivel del lujoso Serie 7. El BMW Serie 5 GT hereda de la gran berlina el renovado mando del iDrive y el espectacular “black panel”, un cuadro de instrumentos digital  que imita a la perfección los analógicos con muchas más funciones.
La amplitud es la nota dominante una vez sentados en este confortable habitáculo, que puede pedirse en opción (2.500 euros) con cuatro butacones para cada uno de los ocupantes que son un prodigio de comodidad y sujeción. Este coche invita a viajar en las plazas traseras como si fuéramos en primera clase del Airbus A380, y tanto el espacio para las piernas como los reglajes de los asientos hacen del relax una labor sencillísima.
Los controles del iDrive y el DVD opcional con pantallas en los reposacabezas delanteros convertirán además estas plazas en un dechado tecnológico y la mejor oficina rodante, y no menos impresionante es la iluminación interior que recorre todo el habitáculo, a base de tenues luces incluso en el respaldo de los asientos delanteros, lo que consigue crear un clima acogedor como no hemos visto jamás en ningún otro vehículo.

Sea cual sea la configuración por la que optemos, 4 ó 5 plazas, los asientos traseros cuentan con regulación de la inclinación de los respaldos y se pueden desplazar longitudinalmente unos 10cm desde el tabique del compartimento de carga, una fenomenal  triquiñuela de cara al confort que además consigue un espacio extra de unos 150 litros muy útiles para guardar el equipaje de mano dentro del habitáculo.
Y es que el maletero cuenta con 440 litros de capacidad, una cifra nada exagerada pero suficiente para dos bolsas de golf. El mismo tiene la peculiaridad de que cuenta con un doble sistema de apertura, por lo que se puede abrir tan sólo la tapa de cómo si de una berlina de 4 puertas se tratará o todo el portón, incluyendo la luneta trasera, a modo de un Audi A5 Sportback. Por supuesto el portón puede ir equipado con un sistema eléctrico de cierre y apertura (851 €) que es muy recomendable.
Un rodar que impresiona
Las sensaciones a los mandos de este “PAS” están condicionadas por el hecho de que,  incluso en su posición más baja, los asientos delanteros van sensiblemente más altos que en un turismo convencional, pero el BMW Serie 5 GT es un coche extremadamente cómodo que esconde un alma de deportista en su interior gracias a la magia de la tecnología.

Las autopistas y autovías serán sus carreteras predilectas, y a bordo el paso de los kilómetros es un mero trámite sin peajes de cansancio gracias a la fantástica puesta a punto de las suspensiones y el chasis, que le otorgan un confort total. La amortiguación neumática posterior y el dispositivo de control dinámico de la conducción (que varía la respuesta de la caja de cambios, del acelerador y de la dirección en base a tres programas: Normal, Sport y Sport+) son el principal equipamiento de serie para conseguir esta comodidad, pero para los conductores más pasionales es posible acudir a la tecnología opcional para convertir a este trasatlántico de la carretera en un pequeño yate con espíritu dinámico.
La dirección activa integral (2.157 €) permite que las ruedas posteriores gocen de un pequeño radio de giro para redondear el paso por curva y mejorar la maniobrabilidad, un sistema que ya vimos en el Renault Laguna 4Control. El Adaptative Drive (3.698 €) es un mecanismo que a través de la suspensión minimiza los movimientos de la carrocería y regula continuamente la extensión y compresión de los amortiguadores por medio de la electrónica para que el GT trace siempre por la línea marcada.
Con estos sistemas controlar las inercias inherentes a su tamaño y peso se torna una labor mucho más fácil, reduciendo como por arte de magia su tamaño y peso, y aunque no debemos olvidar sus limitaciones y enfoque, estamos ante un devorador nato de kilómetros, podemos afirmar que el BMW Serie 5 GT puede ser un coche preciso, ágil y muy divertido de conducir en toda circunstancia.

El BMW 535i GT tiene un precio de partida de 63.450 Euros, una tarifa que lo sitúa precisamente a medio camino entre los 54.000 Euros de un Serie 5 y los 80.000 de un Serie 7, justo donde la marca lo quería posicionar, sin embargo más vale pensar que es un coche cercano a los 90.000 € dada la nutrida y cara lista de opciones disponibles.
Y es que clientes inconformistas como los que seguro lo adquieren no podrán prescindir del sistema BMW Night Vision con reconocimiento de peatones (2.466 €), el Head-up Display (1.714 €) que proyecta la información en el parabrisas, el control de crucero activo (1.911 €), el sistema de infotainment para la parte trasera (3.207 €), el navegador profesional (3.096 €) o el techo panorámico (2.096 €). Por mencionar sólo algunos.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS