BMW M5 Concept, eficiencia y deportividad

BMW M5 Concept, eficiencia y deportividad
BMW M5 Concept, eficiencia y deportividad
Una de las berlinas más deportivas y deseadas del mercado, el BMW M5, tiene calentando en el horno su próxima generación. Sobre la base de la última versión de la Serie 5, un motor V8 con doble turbo y más de 550CV será el gran protagonista de este automóvil incomparable.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo
Uno de los aparatos más serios y atractivos que se pudo ver en el Salón del automóvil de Shangai de este año estaba en el stand de BMW y no era otro que la próxima generación del incombustible y admirado M5, un coche que tomará la base de la última generación de la Serie 5 (F10) y recurrirá a la magia del departamento M GmbH para seguir siendo la berlina más radical del mercado, aunque ya no sea atmosférica. Para eso tendremos al Serie 1 M Coupe.
 
Estéticamente la combinación entre elegancia y deportividad es de nuevo una máxima seguida a la hora de incorporar los aditamentos estéticos característicos de las versiones M, así que el paquete aerodinámico del BMW M5 Concept adopta enormes tomas de aire en el frontal, las atractivas rejillas de ventilación sobre los pasos de rueda delanteros, un difusor rediseñado con las ya señeras salidas de escape dobles traseras y unas llantas de 20 pulgadas con 5 radios dobles en un agresivo color negro grafito.
 
El protagonista del nuevo BMW M5 Concept va a ser sin embargo su nuevo motor V8 4.4 TwinTurbo, una mecánica que ya estrenaron los muy criticados por su “herejía” BMW X5 M y BMW X6 M. Aunque todavía no hay cifras oficiales de sus capacidades en este modelo, los ingenieros bávaros han anunciado que este bloque será un 25% más eficiente que el V10 5.0 al que sustituye, con un aumento de potencia nada desdeñable teniendo en cuenta que como mínimo llegará a los 544CV frente a los 507 de aquel.

 
Start&Stop y diferencial activo
 
En pos de conseguir la mayor eficiencia energética posible los técnicos del departamento M GmbH han trabajado sobre el sistema de doble embrague de la transmisión de siete relaciones con Drivelogic, que contará con ajustes específicos para el BMW M5. Y como hablamos de un verdadero superdeportito camuflado de berlina el mecanismo microhíbrido Start&Stop también estará presente.
 
Las cifras son las que respaldan por tanto que BMW “traicione” sus principios y abandone los tradicionales e incomparable motores atmosféricos que lleva fabricando tantos años para sus deportivos más carismáticos. Para que el comportamiento de esta bestia del asfalto esté al alcance del gran público el M5 incorporará el Active M Differential, un nuevo diferencial activo en el eje trasero que mejora la tracción en firmes deslizantes y en las curvas más complicadas.
 
Algunos rumores hablan sin embargo de que el nuevo BMW M5 podría ir más allá en su sacrilegio y además de adoptar un propulsor turboalimentado se especula con la incorporación de una tracción total en detrimento de su condición de tracción trasera. Cuando se acerque el otoño saldremos de dudas, pero de momento dudo mucho que esto se produzca, y en este vídeo es 100% propulsión.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS