BMW Serie 1 2020, los tiempos mandan

BMW Serie 1 2020, los tiempos mandan
BMW Serie 1 2020, los tiempos mandan
El compacto alemán se rinde a la evidencia y abandona la propulsión trasera para abrazar “con ilusión” la tracción delantera. Se gana habitabilidad y permite versiones electrificadas.

El BMW Serie 1 es por condición y por derecho el coche de entrada a la marca de las hélices, un modelo aspiracional que desde sus orígenes se ha posicionado como uno de los compactos más deportivo gracias a su condición de propulsión trasera. Los peajes que ello le implicaba, en forma de reducido espacio interior trasero, voluminoso túnel de transmisión y maletero escaso se han justificado aferrándose al ADN de la marca, pero los tiempos han cambiado y hay que saber evolucionar.

No se puede seguir compitiendo en el mercado actual sin contar con distintas variantes electrificadas que el mercado demanda cada vez en mayor medida como demuestran las cifras de matriculaciones de septiembre, y para ello se requería un cambio de plataforma. BMW ha recurrido en esta tercera generación del Serie 1 a la que ya usan el X1 o el Mini Countryman, y con ella competirá de tú a tú con el Audi A3 y el Mercedes Clase A, sus rivales directos que siempre han recurrido a esta configuración, la más habitual en el segmento que militan.

Con 15 años a sus espaldas, del BMW Serie 1 se han vendido casi 2,5 millones de unidades en el mundo, el 5% de ellas en España, un mercado clave para este modelo. Con 4,3m de largo las medidas exteriores apenas varían (es 3cm más ancho) y en BMW han hecho un análisis y consideran que una gran parte de sus clientes no eran conscientes de que su coche era tracción trasera, así que están seguros que el cambio no les va a afectar en el nivel de ventas. Una dinámica que va a seguir siendo muy deportiva pondrá de su parte para ello también.

La ganancia en habitabilidad no es para tirar cohetes, ya que el maletero apenas sube 20 litros para llegar a los 380 litros y las plazas traseras seguirán siendo justas para los que midan más de 175cm. Tampoco BMW ha tirado la casa por la ventana en lo que a equipamiento se refiere, y aunque la calidad percibida es alta, para contar con una unidad bien equipada habrá que irse a la lista de opciones. De serie, faros led, connected drive, sensor de lluvia, llantas de 16 y poco más. Con una tarifa que arranca en casi 29.000 euros…

En la gama mecánica de partida llama la atención que hay 3 versiones diésel frente a 2 gasolina, refrendando esa apuesta por un combustible que nosotros estamos seguros sigue teniendo mucho recorrido en Europa mal que le pese a algunos. Las versiones de gasolina son el 118i de 140CV y el M135i de 306CV con tracción integral, lo que sin duda hace pensar que en breve llegarán versiones intermedias a buen seguro que con algo de hibridación. Los diésel son el 116 d de 116CV, el 118d de 150CV y el 120d de 190CV, un plantel de lo más completo.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS