BMW Serie 4 cabrio, más practicidad y mayor eficiencia

BMW Serie 4 cabrio, más practicidad y mayor eficiencia
BMW Serie 4 cabrio, más practicidad y mayor eficiencia
BMW ha presentado la nueva versión descapotable de su nuevo modelo BMW Serie 4, el Serie 4 Cabrio, que tiene un diseño más dinámico y deportivo y que cuenta motorizaciones más eficientes. Para celebrarlo nosotros acabamos de probar un 320i cabrio.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo

Este modelo se posiciona como la segunda versión del nuevo coupé de BMW, tras el lanzamiento del Serie 4 Coupé, y cuenta con una carrocería más ancha, mientras que la distancia entre ruedas y entre ejes es mayor en comparación con la Serie 3 Cabrio a la que sustituye. Si la deportividad del actual ya es notable, el habitáculo desplazado hacia atrás nos hace pensar que el dinamismo cobrará todavía más protagonismo en el ADN del nuevo cabrio medio bávaro.

Desde la marca han trabajado especialmente en la mejora de la eficiencia de este automóvil, tanto en lo referente al consumo y a las emisiones de CO2 de los motores, como en la utilización de materiales ligeros para reducir el peso del coche y en la rebaja de la resistencia aerodinámica. Estando activo el modo de conducción ECO PROes posible reducir el gasto de carburante hasta en un 20%, y el cambio automático dispone de la función de conducción en «modo de planeo». El 320i consigue con facilidad consumos reales por debajo de los 9 litros, así que los datos serán de récord.

El Serie 4 Cabrio tiene un techo metálico de tres segmentos que se puede abatir en un tiempo de 20 segundos al pulsar un botón y con velocidades de hasta 18Km/h, algo que se agradecerá mucho frente al estatismo total que requiere el serie 3 para esta maniobra y que supone una merma de comodidad en muchas circunstancias. La capacidad de carga del maletero se sitúa en 370 litros, 20 litros más que el modelo anterior, y opcionalmente puede incorporar un sistema de calefacción a la altura de la nuca en los asientos delanteros. Si el techo está abierto, el climatizador regula automáticamente la temperatura en función de la temperatura exterior y de la velocidad del coche, así que practicidad y confort aumentan también.


El nuevo descapotable, en el momento de su comercialización en el mercado nacional, se ofrecerá con dos motorizaciones de gasolina, de 245 y de 306CV de potencia máxima, mientras que también se podrá escoger una versión diésel de 184CV. De serie, los motores se asociarán con una caja de cambios manual de 6 marchas, aunque como opción estará la fenomenal transmisión automática de 8 velocidades con sus distintos modos de ahorro. La función Stop&start es de serie en todos los modelos.

El BMW Serie 4 cabrio tendrá como elementos de equipamiento destacados la tecnología Connected Drive, además de un Head Up Display mejorado, asistente de luz de carretera con antideslumbramiento y faros LED, asistente de control de la concentración del conductor, control de crucero activo o Driving Assistant Plus, entre otros, así que el placer de conducción se incrementa con unas ayudas inestimables a la hora de viajar con un coche que permite cualquier tipo de desplazamiento por su condición y aislamiento.

En este sentido el práctico techo metálico está formado por tres segmentos y cuenta con un sistema de aislamiento acústico mejorado mediante un guarnecido capaz de absorber ondas de sonido. Con ello se consigue una mejora del nivel de confort que sin duda ya es sobresaliente en el modelo que hemos probado, el serie3.


Tres líneas de equipamiento, Sport Line, Modern Line y Luxury Line, permiten personalizar el aspecto exterior del BMW Serie 4 descapotable en base a los gustos de cada posible comprador, siendo la más deseada de todas la que conforma el irresistible kit deportivo M. En un futuro cercano se ofrecerá una versión de tracción 4x4, el x-Drive, en un principio sobre la variante 428i. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS