Cadillac SRX, CTS Coupé y Sportwagon. Ofensiva conjunta

Cadillac SRX, CTS Coupé y Sportwagon. Ofensiva conjunta
Cadillac SRX, CTS Coupé y Sportwagon. Ofensiva conjunta
Esta filial de GM ha sido una marca de poca relevancia en Europa y muy enfocada al mundo de las berlinas, pero sus dos nuevos modelos, el SUV Cadillac SRX y el coupé Cadillac CTS, quieren darle un nuevo empuje en el viejo continente.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo
Cadillac se puede considerar una marca de nicho en Europa, y así lo demuestran sus reducidas ventas, se trata de una casa para entusiastas que en EE.UU es toda una institución. El nuevo Cadillac CTS Coupé junto con el todo camino Cadillac SRX pretenden ahora cambiar esa tendencia, unos modelos llenos de atractivo y buenas condiciones que, sin embargo, adolecen de versiones diesel.
 
El nuevo Cadillac SRX llega a España con un precio de salida de 59.068€ pero su mayor inconveniente será su único motor, un V6 de 3.0 litros, 268CV y 302Nm de Par, algo escaso sobre el papel para su tamaño. Este bloque va asociado a un cambio automático de seis velocidades de convertidor de par, y la tracción es permanente a las cuatro ruedas aunque su enfoque es claramente asfáltico, con el espectacular Infinity FX37 en su punto de mira directo.
 
Dos serán los niveles de equipamiento del Cadillac SRX, ambos muy completos, Elegance y Sport Luxury, siendo el precio de la versión más cara de 61.299€, conlos faros de Xenon, los controles para el climatizador trizona y el equipo de sonido en las plazas traseras, acceso al habitáculo y arranque sin llave, chasis con ajustes más deportivos y llantas de 20” como dotación de serie.

 
Un coupé muy masculino
 
El Cadillac CTS Coupé ya fue visto como un concept car en el Salón de Detroit de 2008 y es el único modelo de este tipo de la gama actual de Cadillac, muy centrada en las berlinas.  Elegante y de diseño robusto y afilado, la peculiar trasera elevada le da mucha personalidad, algo a lo que también contribuye la ausencia de pilar B y de tiradores en las puertas, sustituidos por un sistema de apertura táctil en el perfil del marco.
 
Tomando prestada la plataforma mecánica de la berlina de entrada a la gama Cadillac, el salpicadero, los faros y la parrilla frontal son idénticos al modelo de cuatro puertas, pero el Cadillac CTS Coupé es cinco centímetros más bajo y más corto que la berlina, lo que le otorga un carácter mucho más deportivo. Su aspecto robusto y agresivo lo enfatizan las abundantes entradas de aire frontales, que además tienen la función de refrigerar los frenos adecuadamente.
 
Un 3.6 V6 de 304CV de potencia será el motor encargado de dar vida a esta creación, una mecánica asociada de serie a una caja de cambios manual de seis velocidades con tracción trasera. Más adelante confiamos en que llegará el Cadillac CTS-V Coupé, que siguiendo los pasos del CTS-V tendría 558CV. También estará disponible como opción un cambio automático y la tracción integral a las cuatro ruedas para plantar cara con sus mismas armas a los rivales europeos (Audi A5, BMW Serie3 y Mercedes E-Coupe). 


Elegance y Sport Luxury son en este coche también los acabados disponibles, y todas las versiones traen de serie control de estabilidad, faros de xenón con iluminación adaptativa, cámara de visión trasera, navegador con disco duro de 40 GB, tapicería de cuero, llantas de aleación de 18 pulgadas y un equipo de sonido Bosé.

El Cadillac CTS Sport Wagon no incorpora por su parte novedades a su particular y llamativa estética en 2011, pero lo que es una pena es que el V8 de 6.2 litros de la versión VTS no estará disponible con esta carrocería. Lo que si es totalmente deseable es que la berlina media de Cadillac adopte cuando antes el bloque diesel 2.9D V6 de 250CV, necesita completar su gama con gasóleo si quiere incrementar sus ventas en nuestro continente.

 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS