Can Am Commander 1000XT, la reinvención del quad y el buggy

Can Am Commander 1000XT, la reinvención del quad y el buggy
Can Am Commander 1000XT, la reinvención del quad y el buggy
Con una estética robusta y agresiva y unas capacidades camperas ilimitadas, la última creación de la filial de BRP, el Can Am Commander, es un vehículo que mezcla las ventajas de los quads con la seguridad y comodidad de los buggys.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo

Bombardier Recreational Products es un fabricante canadiense que se dedica a todo tipo de vehículos lúdicos con los que tener experiencias de ocio incomparables: motos de nieve, motos acuáticas, quads o inventos inclasificables como el Can Am Spyder, que está a caballo entre una moto y un coche. Ahora BRP presentan su última creación, el Can Am Commander, que es una mezcla entre un buggy y un quad perfecta para disfrutar de las ventajas de ambos con total seguridad y comodidad

Y es que tras una época de mucho auge, los quads han sido algo denostados por su peligrosidad debido al alto riesgo de volcado que implican, así que las protecciones antivuelco a base de barras de más de 5cm de diámetro con redes laterales hacen del Commander un vehículo apto para un espectro de público más amplio. De los más tradicionales buggys el último invento de BRP hereda el pequeño volante y la disposición de los asientos, uno al lado del otro y con cinturones de seguridad incorporados, con lo que disfrutarlo en compañía se torna una actividad mucho más placentera.

Para propulsarse el Can Am Commander se vale de un nuevo motor Rotax bicilíndrico en V de un litro de cilindrada que le provee de 85CV de fuerza. Este bloque va unido a una caja de cambios automática con cuatro modalidades de uso: marchas largas, cortas, marcha atrás y reductora, y puede variar su transmisión entre dos o cuatro ruedas motrices. El peso de esta máquina se va hasta los 587Kg, a los que hay que sumar casi 40 litros de capacidad de combustible del depósito, necesarios para afrontar largas travesías.


Electrónica y confort

En busca de la suavidad absoluta la electrónica hace acto de presencia con un control de aceleración electrónico inteligente (iTC), el cual tiene también una configuración Sport para conseguir reacciones más vivas. A la hora de adentrarse en terrenos escabrosos el diferencial delantero automático Visco-Lok será el mejor aliado, permitiendo al Can Am Commander atravesar casi cualquier dificultad ayudado por sus excelentes suspensiones independientes y los 28cm de altura libre al suelo.

En el plano del confort el Can Am Commander 1000 XT viene equipado con muchos gadgets perfectos para la aventura. Sus asientos anatómicos ayudarán a pasar muchas horas a los mandos, mientras que un completo cuadro de instrumentos informa del estado de todos los dispositivos. Junto a las barras de seguridad de la parte trasera un cajón de más de 370 litros permitirá acometer cualquier excursión bien pertrechados, una gran capacidad que se complementa con muchos huecos en el habitáculo.

El Can Am Commander 1000 XT tiene un precio de partida de nada más ni nada menos 20.500 euros y sólo se vende en el color amarillo de las fotos, un precio elevado que busca su justificación en el completo equipamiento, en el que no falta el cabestrante delantero con mando a distancia, y en los elementos estéticos que incluye, entre los que destacan las llantas de aluminio o las defensas cromadas. Su estampa sin duda es impresionante, y sus posibilidades también.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS