El Citroën C5 recibe nueva cara y nuevos motores diesel

El Citroën C5 recibe nueva cara y nuevos motores diesel
El Citroën C5 recibe nueva cara y nuevos motores diesel
El mercado de las berlinas medias está cada vez más competido y la lucha entre marcas es encarnizada. Antes de la llegada del DS5, un escalón por encima, Citroën presenta nuevos motores diesel y mejoras estéticas para el C5.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo

El Citroën C5 lleva desde después del verano mostrando los nuevos atributos que deben permitirle seguir siendo esa opción asequible, completa y atractiva dentro del sector de las berlinas medias, y lo más destacable a primera vista son las nuevas luces diurnas con tecnología LED del frontal. Las versiones Sport adoptan unos nuevos cromados en la parte inferior de las puertas y si hablamos de la versión familiar Tourer, unas barras negras decorarán el techo desde las versiones más básicas.

Dos motores nuevos diésel vienen a reforzar la gama del C5. Por abajo entra un 1.6 e-HDi de 110CV ahorrador y eficiente gracias a la tecnología micro-híbrida, mientras que el muy interesante y atractivo 2.2 HDi de 200CV se sitúa como una alternativa con algo menos de glamour al V6 de 240CV. Los 2.0 HDi de 140 y 160CV cierran las alternativas de gasóleo. Los bloques VTi de 120CV y 1.6 THP de 155CV conforman la oferta de los que prefieran decantarse por la gasolina.

El nuevo look viene acompañado de una leve mejora en el equipamiento de todas las versiones del Citroën C5, y así desde la más básica Business cuenta con seis airbags, control de estabilidad y de tracción, faros antiniebla, ordenador de a bordo, regulador de velocidad, climatizador automático, conexión USB, llantas de aleación de 16” y volante forrado en cuero. Los acabados Sport y Exclusive van completando esta dotación con los principales elementos de confort y distinción al uso. 

Para los C5 Sport un nuevo tapizado “Brise” de carácter dinámico y elegante pone la nota deportiva, mientras que el sensor de luces y de lluvia o la conexión Bluetooth permitirá una conducción más concentrada. El tope de gama sigue siendo la versión Exclusive, que añade los sensores de aparcamiento, faros bixenon o las llantas de 18 pulgadas. Para los más sibaritas siempre quedará el pack Cuero Navidrive Hifi, que monta asientos en piel con masaje y calefacción, navegador y un equipo de sonido de lujo.

Las tarifas del Citroën C5 arrancan en los 21.550 euros que cuesta el VTi de 120 CV con cambio manual pilotado y el acabado Business, y pueden llegar hasta los 35.000 euros del V6 HDi con la distinción Exclusive. Para optar a la carrocería familiar, más polivalente y capaz, hay que desembolsar unos 1.500 euros extra, y sus principales rivales son el nuevo Volkswagen Passat o el inminente Peugueot 508.


Comparte esta noticia

COMENTARIOS