¿Cómo cargar un coche eléctrico en segundos? Con tecnología cuántica

La tecnología cuántica será la solución para la carga rápida de los coches eléctricos.
La tecnología cuántica será la solución para la carga rápida de los coches eléctricos.
Para que los vehículos eléctricos se conviertan en una alternativa a los coches convencionales, la rapidez de carga es algo.
La demanda energética mundial tendrá que derivarse hacia las energías renovables antes o después. Los combustibles fósiles, de hecho, tienen los días contados. 

Una de las desventajas es que la tecnología aún es incipiente y tiene un gran margen. Y podemos ir “más allá” al afirmar que las baterías de litio se están quedando desfasadas debido al proceso de carga, además de mejorable.

La carga cuántica

Si, en lugar de tener que esperar 10 horas para cargar un coche, solo tuvieras que hacerlo durante unos 3 o 4 minutos, la percepción de muchas personas con respecto al coche eléctrico cambiaría por completo.

Pues científicos del Centro de Física Teórica del Instituto de Ciencias Básicas de Corea del Sur ya están investigando y realizando estudios para mejorar eso. Estos estudios los hacen a través de una batería cuántica, esta es capaz de cargar todas las celdas al mismo tiempo y casi de forma instantánea. En las baterías convencionales, las celdas se cargan una por una y en paralelo, lo que ralentiza mucho este proceso.

Las aplicaciones de estos estudios no se centran solo en los coches eléctricos, sino que se puede aplicar a la carga de un teléfono móvil u otro dispositivo. Las grandes centrales de fusión nuclear también se beneficiarían, ya que necesitan grandes cantidades de energía, casi, de manera inmediata, por lo que las aplicaciones de una batería cuántica también se verían beneficiadas.

Esto va a llevar aún un tiempo, ya que no se espera hasta dentro de tres o cinco años para que esto pueda ser realidad y podamos usar estas baterías en nuestros coches eléctricos o con nuestros dispositivos electrónicos.

Las ventajas de cara a los vehículos son muy grandes. Si pensamos que la batería tipo de un coche eléctrico tiene 200 celdas y se carga en 10 horas, la carga cuántica, al hacerlo al mismo tiempo, reduciría ese tiempo en 200 veces más rápido. Traducido al tiempo de carga, significaría cargar el mismo coche, en solo tres minutos.

¿Qué es la mecánica cuántica?

Esta es la rama de la física que estudia la naturaleza a una escala especialmente pequeña. También se estudian los sistemas atómicos y subatómicos y su relación con la radiación electromagnética.

Se supone que toda forma de energía libera cuantos, que tienen la cualidad de pertenecer a un grupo específico de bosones. Esto sería lo que permitiría aumentar la producción de energía hasta niveles nunca vistos hasta ahora, y es en lo que se basan estos estudios con las baterías en Corea del Sur.

No nos llevemos a engaño, ya que esta tecnología está muy “en pañales” y tardaremos muchos años todavía en tener soluciones realmente prácticas para nuestro día a día. Sin embargo, esos estudios e investigaciones están ahí y, según nos dicen, marchan a un ritmo adecuado y con buenos resultados preliminares.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS