¿Cómo colocar los espejos retrovisores del coche para evitar los ángulos muertos?

Aprende a colocar correctamente los retrovisores para evitar accidentes y multas. (Foto: Freepik)
Aprende a colocar correctamente los retrovisores para evitar accidentes y multas. (Foto: Freepik)
Con la DGT puedes aprender a eliminar los ángulos muertos por tener mal orientados los retrovisores del coche, esto te ayudará a evitar posibles accidentes.
La mala orientación de los espejos retrovisores del vehículo es causante de muchos accidentes al volante en el país, dado que no se tiene la visibilidad correcta sobre los otros vehículos que circulan por detrás. 

Aunque tengas una idea sobre cómo orientarlos, puedes llevarte una sorpresa, ya que no siempre obtienes la información de forma conjunta que necesitas para saber lo que rodea por detrás al coche mientras conduces. 

Elimina los ángulos muertos

La DGT recuerda revisar la colocación de los espejos para no llevarte una mala sorpresa al volante, gracias a que la correcta orientación y la apertura óptima de los retrovisores, es una manera de reducir los accidentes en carretera. 

Hay dos claves importantes para optimizar la visibilidad al conducir y eliminar los puntos muertos. Lo primero es colocar bien el espejo interior, centrado con la luneta trasera, y lo segundo es que los espejos laterales, deben mostrar lo que hay alrededor del coche, sin que puedas ver tu propia carrocería. 

Uno de los errores más comunes es ver en los espejos exteriores la carrocería de tu propio coche, esto supone un problema bastante grave, aunque sea una pequeña imagen del vehículo, ya que pierdes visibilidad de los coches, motos o bicicletas que circulan por detrás, lo cual es un problema si te quieren adelantar. 

Para eliminar los ángulos ciegos, los tres espejos deben ofrecer información de manera conjunta, esto quiere decir que, cuando un coche desaparezca del espejo central, debes verlo inmediatamente en el espejo lateral. A esto se le conoce como la “prueba del horizonte trasero”, si la pasas correctamente, quiere decir que los espejos están bien colocados. 

La multa que debes pagar

Si no llevas los espejos retrovisores obligatorios, te expones a una multa, sino también multas, según la normativa del Reglamento General de Circulación. 

La ley indica que los retrovisores son de uso obligatorio en los coches, variando de acuerdo con su categoría y a su tipo. Se trata de un requisito indispensable para superar la ITV correctamente. Únicamente en los coches de transporte de personas o turismos, se tiene un retrovisor lateral izquierdo y uno central.

En caso de que el espejo central no esté habilitado por algún motivo, es obligatorio que el retrovisor lateral derecho esté en las mejores condiciones. Si circulas con uno de los retrovisores obligatorios en mal estado o sin alguno de ellos, la infracción es muy grave, por lo que pagarás una multa de 200 euros. 

Ajustar la orientación de los espejos del coche es un proceso muy sencillo y esencial para evitarte preocupaciones de accidentes o multas a la hora de conducir, así que debes asegurarte de conseguir la imagen conjunta recomendada y tenerlos en buenas condiciones, para proteger tu bienestar y el de otras personas, así como tu bolsillo.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS