Conducimos el Opel Ampera. 500 km de autonomía

Conducimos el Opel Ampera. 500 km de autonomía
Conducimos el Opel Ampera. 500 km de autonomía
En 2011 comenzará la producción del primer vehículo eléctrico con autonomía extendida (E-REV), la técnica más eficiente mientras las baterías actuales mejoran su tecnología para incrementar el alcance de los coches 100% eléctricos.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo
Todas las marcas, grandes o pequeñas, muestran una ansiedad palpable por minimizar el gasto de combustible y la contaminación al más bajo de los registros, y en ese punto Opel parece ir un paso por delante, pues su Ampera es el primer coche eléctrico que, ayudado por un pequeño motor de combustión a modo de generador, asegura un uso realista en todo tipo de condiciones, máxime teniendo en cuenta que el 80% de los desplazamientos del ciudadano europeo medio son inferiores a 50 Km diarios.
Cuando comience su producción en 2011 y llegue al mercado para otoño de ese año, el Opel Ampera está destinado a ser el primer vehículo eléctrico con autonomía extendida (E-REV, de extended range electric vehicle) producido en serie en llegar al continente europeo, un hito que permite soñar con la paulatina implantación de todas las tecnologías de propulsiones avanzadas de General Motors.
El sistema de propulsión eléctrica del Opel Ampera utiliza la electricidad como fuente principal de energía para crear potencia, pero un pequeño motor de gasolina a modo de generador se utiliza como fuente secundaria, generando la electricidad necesaria para recargar la batería cuando está agotada, asegurando una propulsión fluida y constante sin brechas en lo que a distancia de alcance se refiere.

Autonomía garantizada
El Opel Ampera elimina por tanto la “ansiedad por la autonomía” común a todos los vehículos eléctricos, ofreciendo al conductor la confianza y la tranquilidad de que una batería agotada no le dejará tirado bajo ninguna circunstancia. Cuando la energía de la batería llega a un 30% de su capacidad, la electricidad generada por el motor/generador instalado en el coche comienza a brotar y extiende la autonomía del Ampera hasta más de 500 kms.
Más de 220 células de ion de litio forman una batería en forma de T para ofrecer potencia suficiente en lo que a prestaciones se refiere. La unidad de propulsión, casi completamente silenciosa en su funcionamiento, entrega un par motor instantáneo de 370 Nm, el equivalente a 150CV, lo que permite al Opel Ampera acelerar de 0 a 100 km/h en cerca de 9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h, una cifra limitada electrónicamente por tratarse de la frontera más eficiente.
Opel asegura que el coste por kilometro del Ampera con propulsión eléctrica será de aproximadamente una sexta parte que lo que cuesta circular en un coche de gasolina con los precios actuales de los combustibles, y lo que es todavía mejor, el propulsor que incorpora, el pequeño 1.3 litros de GM, compartido con su primo el inminente Chevrolet Volt, puede funcionar con el combustible ecológico E85.

Continuará...

Comparte esta noticia

COMENTARIOS