La DGT te multará si te pasas con el volumen

Ni rock ni clásica, elige bien la música que pones si no quieres una multa. (Foto:
Ni rock ni clásica, elige bien la música que pones si no quieres una multa. (Foto:
Ahora debes tener más cuidado con el volumen de la música cuando conduces, tanto por los riesgos como por las temibles multas de la DGT.
La DGT no te prohibirá escuchar música mientras conduces, sino de ofrecer recomendaciones para oír al volante, por causa de la influencia que tienen las canciones a la hora de conducir, desde generar adormecimiento hasta incentivar la conducción a altas velocidades.

Además, está el problema de las multas por tener la música alta cuando conduces, la sanción a pagar puede variar en precio, pero lo mejor es no correr riesgos. 

¿Por qué toma estas medidas?

La regulación del volumen de la música cuando conduces parece algo innecesaria. Sin embargo, cuando conduces la música termina por influir, afectando tu estado de ánimo y la conducción. Se demostró que el género pop-rock incentiva a conducir de forma rápida y violenta, en comparación con escuchar la música clásica. 

También está el impedimento de escuchar lo que sucede fuera del coche con la música en alto volumen, un factor esencial a la hora de conducir y evitar posibles accidentes. La recomendación de la DGT es tener un volumen moderado y elegir una música que no te adormezca o distraiga durante la conducción. 

La DGT no tiene una lista con los éxitos musicales que debes escuchar, en cambio, ofrece consejos que te ayudarán a elegir la más adecuada. Según estudios, las canciones más seguras son las que tienen un tempo similar al latido del corazón, es decir, temas de 60 a 80 pulsos por minutos. 

Recomienda escuchar música estimulante o programas de radio interesantes para no provocar la somnolencia en conducciones largas por caminos monótonos. La música relajante, los cursos de idiomas y las tertulias, evitan que reacciones de forma agresiva o nerviosa al volante. 

Multas por el alto volumen

Uno de los principales motivos de la sanción por escuchar música a todo volumen cuando conduces, es la contaminación acústica. Por tal motivo, el precio a pagar por las multas, entre 100 a 3.000 euros, dependerá de la comunidad donde te encuentres, del nivel de ruido que generas y de la franja horaria.

Las Ordenanzas Municipales consideran contaminación acústica entre las 22:00-23:00 a las 08:00 horas, cuando se supera los 87 dB de referencia. Son parámetros que siguen la mayoría de los consistorios locales, por lo que el coste es similar en algunos casos.

Ten en cuenta que, dependiendo de la cantidad de decibelios que sobrepases cuando escuches músicas, aumentará la multa a pagar. Por ejemplo, si estás en Madrid y cometes una infracción por unos 4 dB, pagarás 90 euros, por ser una infracción leve, ya que la más grave en la ciudad puede llegar a ascender a 600 euros.  

La normativa de la DGT no busca prohibirte escuchar música cuando conduces, sino de protegerte, evitando la influenza en tu estado de ánimo de las canciones, las distracciones por cantar y emocionarte, y la dificultad de escuchar lo que sucede alrededor. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS