La dieta del Audi A3, hasta 80 kilos menos

La dieta del Audi A3, hasta 80 kilos menos
La dieta del Audi A3, hasta 80 kilos menos
El nuevo Audi A3 ha reducido su peso en 80 kilos en comparaci髇 con su predecesor, en el marco de la estrategia del fabricante alem醤 de autom髒iles para que sus nuevos modelos sean m醩 ligeros que sus antecesores.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo
“El material adecuado en el lugar adecuado a fin de lograr una función óptima”, este es el nuevo mantra de Audi. De esta forma, el A3 se convierte en el segundo modelo de la firma de los cuatro aros que cumple esta estrategia, desarrollada en primer lugar en el Audi A6. La reducción del peso del Audi A3 no se limita sólo a la carrocería, sino que afecta a todos los elementos del vehículo.
Los aceros endurecidos en molde constituyen un 26% de la carrocería, y se encuentran en la zona de transición de la parte delantera del vehículo al habitáculo, en los montantes A, en los montantes B, en los arcos del techo, en el túnel central, en las taloneras laterales y en la chapa del suelo. En conjunto estos aceros reducen el peso en 18 kg, y en total el habitáculo del A3 pesa 25 kg menos que en el modelo anterior.
La carrocería del Audi A3 tiene además otras virtudes. Es extremadamente segura ante impactos, rígida y muy confortable en lo que respecta al ruido. El parabrisas acústico es de serie, y a pesar de la lámina intermedia que incorpora no es más pesado que el normal. Otras muchas medidas reducen los sonidos en el habitáculo del nuevo A3, entre ellas los cascos de los pasos de rueda realizados en un material de fieltro insonorizante.

Además, los motores son mucho más ligeros. El 1.8 TFSI pesa 140 kilos, mientras que el 1.4 TFSI sitúa su peso en 107 kilos, con una reducción de hasta 21 kilos en comparación con los bloques  que sustituyen.Con sus 15 kg de peso, el cárter del cigüeñal en aluminio es la pieza que más ha contribuido a esta reducción de peso, aunque tampoco hay que olvidarse de los pequeños detalles, como los pistones de aluminio o los muñones de biela huecos.
La estrategia de reducción de peso se aplica también a otros órganos mecánicos y a los componentes del interior del compacto de la casa de los aros, en el que, por ejemplo, los asientos de nuevo desarrollo pesan 4 kilos menos. La reducción de peso es la mejor manera de conseguir reducir el consumo y de potenciar el comportamiento dinámico de un vehículo, así que la relevancia de esta medida de Audi es vital.

Un detalle lo dice todo, los revestimientos del habitáculo se atornillaban con tornillos de acero, pero en el nuevo A3 se emplean remaches expansivos de plástico, con el consiguiente ahorro de 4 gramos por punto de unión. Puede parecer poco, pero en el principio de construcción Audi ultra cuenta cada gramo.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS