Ferrari Four, un Cavallino rompedor

Ferrari Four, un Cavallino rompedor
Ferrari Four, un Cavallino rompedor
Ferrari sorprende al mercado en la renovación de su GT. Con una estética impactante tipo Shooting Brake, cuatro plazas reales y una novedosa tracción integral, el Four rompe moldes en la marca.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo

Ferrari Four” es el acrónimo detrás del nombre de la última creación del Cavallino Rampante, un modelo llamado a revolucionar el mercado por su novedosa configuración, pues si bien no es el primer Ferrari de cuatro plazas (recordemos los 612 Scaglietti, 456 y 456 M, 412, 365, 330 America, 250 GT/E), si es el primero con tracción a las cuatro ruedas, y de desarrollo propio de la casa. Este espectacular deportivo se podrá ver en el Salón de Ginebra.

El diseño elegido para tamaña novedad ha sido el de Shooting Brake, una característica que hace parecer más pequeño de lo que en realidad es a este Ferrari (casi 5 metros de largo y 1,95 de ancho) y en el que no se pierde ni una de las señas de identidad de la casa, pues las luces del Italia y los faros redondos son inconfundibles. Su distancia entre ejes le permite homologar cuatro plazas reales, mientras que el maletero presenta 450 litros de volumen que son ampliables hasta unos impensables 800 si se abaten los asientos.

Los 1.782 kilogramos que arroja en la báscula el nuevo Ferrari FF se alejan de los valores habituales de los deportivos del Cavallino, un peaje que hay que pagar si se quiere tener tracción total y fruto de su tamaño pero que se compensa con un reparto que roza la perfección, 47 % sobre el eje delantero y el 53 % restante apoyado en el eje trasero. La amortiguación adaptativa SCM3 será el aliado encargado de que las inercias no hagan que este Ferrari se desboque en cada curva. 


Una tracción revolucionaria

La tracción a las cuatro ruedas 4RM patentada por Ferrari será el gran aliado del Four para conseguir un comportamiento intachable. Es un 50% más ligera que las transmisiones integrales habituales, mientras que la electrónica permite controlar la cantidad de par que llega a cada una de las ruedas en todo momento, con una caja de cambios F1 de doble embrague sujetando las riendas de la abundante caballería disponible.

Y es que la mecánica finalmente elegida para dar vida a esta novedosa creación es un poderoso V12 atmosférico que sigue la estela de los mejores bloques de la casa, pues con 6.3 litros de cilindrada tiene 660CV de potencia y un Par máximo de 683Nm. Estas cifras le permiten parar el crono del 0 a 100 Km/h en 3.7 segundos, y su velocidad máxima será de 335 Km/h. Estas prestaciones tienen la contrapartida de que según el ciclo europeo mixto el Ferrari FF consume 15.4 litros/100 Km  y emite 360 g/km de CO2, cifras elevadas pero que por descontado mejoran a las de su antecesor, el 612 Scaglietti.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS