Italia sí se preocupa por su automoción y adapta sus impuestos al WLTP

Italia sí se preocupa por su automoción y adapta sus impuestos al WLTP
Italia sí se preocupa por su automoción y adapta sus impuestos al WLTP
Con el fin de evitar una subida de precios inasumible por los consumidores, ha demostrado saber escuchar a la industria y adaptará los tramos del impuesto de matriculación. Se suma a Francia

El Gobierno italiano ha modificado el impuesto de matriculación para evitar una subida en el precio de los vehículos nuevos a partir del 1 de enero, cuando entre en vigor la nueva normativa europea de emisiones WLTP, que es más estricta, por lo que muchos modelos que en la actualidad no pagan esta tasa tendrán que asumirla, ya que va ligada al nivel de emisiones de los mismos.

Según han informado fuentes, el Ejecutivo italiano ha decidido aumentar cerca de un 20% los tramos de dicho impuesto, por lo que a partir del año que viene los vehículos vendidos en el país trasalpino que emitan entre 191 y 210 gramos de dióxido de carbono (CO2) pagarán 1.100 euros por el impuesto, mientras que con la normativa NEDC esta cantidad la abonaban los modelos de entre 161 y 175 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

El segundo tramo, que está penalizado con 1.600 euros, lo pagarán los vehículos de entre 211 y 240 gramos de CO2. Además, a partir del 1 de enero los italianos pagarán 2.000 euros si optan por un automóvil que emita entre 241 y 290 gramos, y si supera estas emisiones, tendrán que abonar 2.500 euros.

Las mismas fuentes han explicado que esta medida se articulará a través de una enmienda a los presupuestos italianos de 2021. Con ella, Italia se suma a otros países como Francia y Portugal, que han optado por neutralizar la entrada en vigor de la normativa WLTP, para evitar una subida del precio de los vehículos, como también solicita el sector automovilístico español.

En este sentido, el pasado viernes en una rueda de prensa conjunta, las asociaciones de fabricantes de vehículos y componentes, Anfac y Sernauto, y de distribución y comercialización de automóviles, Faconauto y Ganvam, han insistido en la importancia de que el Gobierno modifique los tramos del impuesto de matriculación para 2021, ya que, de no hacerlo, el precio de los vehículos subirá de media en unos 800 euros.

En este sentido, Faconauto ha asegurado que, de no cambiar dicha tasa, los concesionarios perderán hasta 18.000 puestos de trabajo el año que viene, debido a que se dejarán de vender unos 110.000 vehículos.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS