Jeep Grand Cherokee SRT8, genio americano

Jeep Grand Cherokee SRT8, genio americano
Jeep Grand Cherokee SRT8, genio americano
El último producto deportivo de la factoría Jeep toma la base del Grand Cherokee e incorpora la última evolución del descomunal V8 que motoriza a la familia SRT. Una estética impactante y una distinción del más alto nivel dotan a este americano de un enorme atractivo.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo

La razón de ser de un SUV con las aptitudes dinámicas del nuevo Jeep Grand Cherokee SRT8 son un contrasentido en sí mismo, pues está claro que un vehículo con las fenomenales capacidades offroad que tiene la última versión del Jeep más lujoso de la gama no está fabricado para convertirse en un afilado deportivo capaz de devorar tramos de carretera secundaria a ritmos endiablados. Aunque para todoterreno extremo siempre tendremos al Jeep Wrangler.

Aún así, el Jeep Grand Cherokee SRT8  se presenta con todas las armas necesarias para plantar cara a la pléyade de SUVS con aspiraciones de deportivo, así que los BMW X5 M y X6 M, el Porsche Cayenne y similares animales cuentan con un nuevo y serio rival. Y el Jeep jugará con la ventaja de que su agresiva estética está mucho menos vista y su estampa es impactante gracias al uso de llantas de 20 pulgadas y faldones con numerosas aberturas de refrigeración junto con un difusor trasero muy aparente que acoge las salidas de escape de 10cm de grosor.

Todo el conjunto ha salido de las manos de la división Street and Racing Technology de Jeep, y para qué forma y fondo estén a la par el nuevo Grand Cherokee con “ADN de atleta” ha tomado el corazón del resto de la de la familia SRT8, un descomunal propulsor V8 de gasolina con 6.4 litros de cubicaje y 465CV  de potencia, muy del gusto americano. A pesar de las cifras de mastodonte que maneja es una mecánica mucho más eficiente que la de la anterior generación, respecto a la que consigue un 13% de ahorro de combustible.

Y es que en pos de dejar las cifras contaminantes lo más contenidas posible el Jeep Grand Cherokee SRT8 incluye desconexión parcial de 4 de sus cilindros cuando las circunstancias lo permiten, como son trafico congestionado o bajas velocidades. Sin embargo, con el motor funcionando a pleno rendimiento este SUV se planta en los primeros 100 km/h en menos de 5 segundos, mientras que su velocidad máxima es de 250Km/h limitada electrónicamente.


Un comportamiento digno de Europa

El chasis se ha modificado para soportar semejante desempeño y los ingenieros aseguran que la rigidez torsional se ha incrementado en un 146%, mientras que la tracción total permanente Quadra-Trac II será la encargada de transmitir la potencia eficazmente al asfalto. El Grand Cherokee SRT8 también contará con el Jeep Select Track, un dispositivo que permite seleccionar entre 5 distintos modos de conducción según las condiciones de cada carretera: automático, deportivo, remolque, circuito y nieve.

La transmisión se completa con una caja de cambios secuencial de 6 relaciones con levas en el volante, y la dirección del Jeep Grand Cherokee SRT8 es hidráulica para que las sensaciones sean lo más directas posibles. Para el equipo de frenos la casa americana ha recurrido al especialista Brembo, que ha instalado pinzas de 6 pistones y discos más grandes. La suspensión opta por tarados más enérgicos y reduce su altura en 25mm.

En el interior la instrumentación del Jeep Grand Cherokee SRT8 añade información de potencia, par y fuerzas de aceleración y frenada, mientras que el ordenador de a bordo incorpora un cronómetro especial para el cuarto de milla, datos que harán las delicias de los conductores más impetuosos, mientras que el tapizado de los asientos recurre a la combinación de cuero y alcántara para crear un ambiente muy deportivo junto con los embellecedores en fibra de carbono.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS