Las sinergias llevan a Stellantis a facturar un 46% más

Las sinergias llevan a Stellantis a facturar un 46% más
Las sinergias llevan a Stellantis a facturar un 46% más
La unión ha hecho la fuerza en Stellantis, que con unos ingresos por encima de los 75.000 millones ha tenido un primer semestre de récord y prepara más de 20 lanzamientos eléctricos.

Gracias a estos resultados el Grupo Stellantis ha tenido un beneficio de 8.600 millones con un margen del 11,4%, destacando sus cifras en América del Norte, que han sido récord, o los datos concretos de una marca tan de nicho y con tanto carisma como Maserati, que ha vuelto a los números negros con una cuota de mercado al alza en los principales mercados y con la llegada de su primer modelo 100% eléctrico en el horizonte, un hito que se producirá en 2022 previsiblemente con el SUV compacto Grecale.

Y es que Stellantis se va a valer de esta fenomenal salud financiera para acelerar en su electrificación con el lanzamiento de 11 BEV y 10 PHEV durante los próximos 24 meses. Los planes son que habrá más incorporaciones 100% eléctricas que híbridas en 2023, 4 a 1, y según sus proyecciones el grupo comercializará 55 coches electrificados en Europa y Estados Unidos antes de 2025.

De hecho, durante la presentación del plan estratégico, el director general del grupo Stellantis, Carlos Tavares, anunció que su objetivo es lograr un mix de electrificación del 70% en sus ventas para 2025 en Europa y apunta al 40% en Estados Unidos. La gama LCV estará totalmente electrificada en Europa, y las furgonetas de pila de combustible de hidrógeno llegarán antes de finales de 2021.

Para conseguir este avance industrial, el cuarto mayor fabricante de automóviles a nivel mundial está preparando cuatro plataformas nuevas con autonomías de hasta 800km y cinco gigafactorías de baterías que requieren de una inversión total necesaria de 33.000 millones. Termoli, en Italia, será la localización de la última de las fábricas de baterías, mientras que la planta inglesa de Ellesmere Port será la primera exclusivamente enfocada a productos eléctricos a partir de 2023.

El enfoque premium que quiere tener Stellantis les ha llevado a afirmar que Lancia será totalmente eléctrica para 2026 en todo el mundo y Alfa Romeo en 2027 en sus principales mercados (Europa, Norteamérica, China). En cuanto a DS, el fabricante solo lanzará vehículos eléctricos a partir de 2024. Estas marcas serán las tres puntas de lanza de su ofensiva más distinguida.

Para cumplir con estos ambiciosos planes, el grupo Stellantis deberá acelerar el establecimiento de una cadena de valor orientada a la electrificación y aquí el software es uno de los elementos clave. En este sentido, Tavares ha revelado que se está desarrollando una división especializada en software dentro del propio grupo para optimizar la gestión de equipos y baterías.

Lo que ya es una realidad en el mercado europeo es que Stellantis podrá dar cumplimiento a la normativa de CO2 sin recurrir a la compra de créditos. La cuota de mercado de Stellantis en Europa en el 1er semestre se incrementó hasta el 23,1%, con liderato entre los LCV con un 34,4% de cuota. Peugeot ha sido la segunda marca elegida por los clientes con 7,1% de cuota en el 1er semestre. Opel Corsa es líder de su segmento en Alemania y Gran Bretaña; Fiat es líder del mercado en Italia con el 500e, que es ya el coche urbano eléctrico n°1 en 10 países.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS