Los mejores coches con faros escamoteables

Ferrari Testarrosa con los faros escamotables activos. (Foto: Wikimedia)
Ferrari Testarrosa con los faros escamotables activos. (Foto: Wikimedia)
La estética que ofrecen los faros escamoteables sigue llamando la atención, aunque su uso está obsoleto.
A finales del siglo XX, el uso de faros escamoteables en el coche no dejó a nadie indiferente, siendo una tendencia que muchos eligieron para sus coches por su impacto visual.
Aunque su uso se ha abandonado por varios motivos, vale la pena conocer los mejores coches con faros escamoteables que estuvieron en el mercado. 

Modelos más destacados

El atractivo estético y el impacto visual de los faros escamoteables es innegable, con ellos los coches ganan varios puntos en diseño en cualquiera de sus variantes. Entre los modelos que más dominaron el mercado en su momento, destacan los siguientes.

Lamborghini Countach

El modelo deportivo más elegante y destacado entre los coches con faros escamoteables. Este coche contó con un motor V12 que superó los 450 CV en las últimas versiones lanzadas al mercado.

El tiempo que estuvo en el mercado fue de 16 años, tiempo el cual dominó gran parte de las ventas de su segmento.

Ferrari Testarossa

Cuando se habla de faros escamoteables, Ferrari fue una de las mejores marcas en este mercado. Una prueba de esto es el modelo Testarossa, un coche elegante y poderoso, incluso es un clásico que tuvo una fuerte demanda en su momento.
El coche contó con un motor atmosférico V12 de 5.0 litros y se acercó a los 400 CV de potencia.

Mazda MX-5

En el listado no puede faltar el Mazda MX-5, un coche perteneciente a la marca nipona que se convirtió en el descapotable con faros escamoteables con mayores ventas en la historia. Aunque el sucesor moderno sigue creciendo en ventas, sigue lejos de los números alcanzados por este modelo.

Lotus Esprit

El diseño del coche es de Giugaro, lo que otorga mayor valor al modelo. El tiempo de venta en el mercado casi alcanza las tres décadas. Aparte de los faros escamoteables, este coche llamó la atención por su variante deportiva, la cual incluyó un bloque biturbo, desarrollado por la propia marca, y V8.
El sucesor de este modelo, el Europa S, no contó con la misma fama que este coupé británico.

¿Por qué se abandonó su uso?

A pesar del atractivo visual de los faros escamoteables, los fabricantes desistieron de su uso en la fabricación de sus vehículos por tres motivos principales.

El primero está relacionado con la seguridad. El uso de los faros representó un grave problema con respecto a los atropellos de peatones, ya que su diseño ocasionó más daño en estas situaciones.

Por esa razón, en los tests de EuroNCAP se penalizó el uso de los faros escamoteables en los coches.

El segundo motivo es en el apartado aerodinámico. Con estos faros se aumentó considerablemente la resistencia al aire, afectando el rendimiento y el consumo de los coches.
Por último, la fiabilidad en cuanto a la apertura de los faros, ya que funcionaron con motores eléctricos pequeños, los cuales se pueden estropear con más facilidad en su uso.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS