Mercedes EQV 300, yo quiero tener un cinco estrellas

Mercedes EQV 300, yo quiero tener un cinco estrellas
Mercedes EQV 300, yo quiero tener un cinco estrellas
El vehículo más caro que se fabrica en España es el más ansiado por los hoteles de lujo, un monovolumen Premium 100% eléctrico que no renuncia por ello a nada. Mantiene intactas las 8 plazas

El Mercedes Benz EQV 300 debe ser un motivo de orgullo para la industria de automoción española. Fabricado en Vitoria, en la factoría en la que la marca alemana lleva más de 40 años produciendo una de las mejores furgonetas/monovolumen del mercado, esta nueva variante 100% eléctrica comparte línea de producción con el resto de modelos de gama y se erige en adelante en buque insignia entre las V. La línea que fabrica el Clase V de propulsión convencional tiene por tanto una producción flexible para dar respuesta a la demanda de los clientes.

La clave para que el EQV mantenga toda su utilidad está en su configuración. La batería de litio refrigerada por agua, con una capacidad instalada de 100 kWh va alojada a los pies del pasaje, por lo que el EQV ofrece el mismo nivel de funcionalidad interior que sus hermanos con motores de combustión. Con una versión larga y otra extra larga, tiene 8 plazas y y un maletero de hasta 1.410 litros. Si es verdad que sus casi 80.000 euros de PVP lo dejan al alcance sólo de las familias más pudientes, así que su uso como vehículo de representación de empresa o como servicio de transporte VIP y transfer de hoteles será lo que más veamos.

Además, si bien anuncia una gran autonomía de hasta 418km según ciclo WLTP, es en uso urbano donde se consiguen los mejores registros, así que todos los desplazamientos urbanos e interurbanos serán los que de verdad le den sentido. La sensación de ir desde el aeropuerto a nuestro Hotel de cinco estrellas, y de ahí a cenar al restaurante de moda con la máxima comodidad y sin emitir un solo gramo de CO2 será algo que los clientes de este tipo de establecimientos sabrán valorar.

El motor eléctrico tiene una potencia máxima de 150Kw (204 CV), lo que permite que el EQV 300 no solo sea suave y silencioso de conducir, sino también ciertamente dinámico para el tipo de automóvil que hablamos, sobre todo debido a su bajo centro de gravedad que hace que la conducción tenga muchas menos inercias. El interior mantiene la enorme calidad marca de la casa. Equipa el innovador sistema de infoentretenimiento MBUX con la pantalla táctil de alta resolución de 10,25 pulgadas y todos los pasajeros podrán interactuar con el diciendo "Hey Mercedes", que además lleva función de autoaprendizaje para adaptarse al usuario y a su voz, e incluso entiende el lenguaje coloquial.

De cara a ese uso de transporte de pasajeros, el EQV además de la corriente alterna tradicional, admite cargas rápidas en corriente continua (CC) de hasta 110 kW. Con ella permite recuperar hasta el 80% de su capacidad de batería en 45 minutos. Una vez en marcha, las levas en el volante permiten modular los niveles de retención y recuperación de energía en 5 escalones, y su funcionamiento es de los mejores que hemos probado, haciendo posible prácticamente una conducción One Pedal, que es de las más agradecidas en uso eléctrico.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS