CAPRICHO MILLONARIO

Nemo, el submarino eléctrico que desciende hasta los 100 metros

Nemo, el submarino que desciende hasta los 100 metros. (Foto: U-boat Worx)
Nemo, el submarino que desciende hasta los 100 metros. (Foto: U-boat Worx)
Nemo cuenta con su propio sistema de descompresión, cuatro motores eléctricos y además, llega a descender hasta los cien metros de profundidad.
Explorar el fondo marino es algo que todos han querido llevar a cabo en algún momento. Desde submarinos para celebrar fiestas a 200 metros de profundidad o incluso otros con visión 360 grados y sello español.

Ahora se ha dado un paso más en estos aparatos y ya es posible explorar el fondo marino en nuestro propio vehículo privado. Se trata de los mini submarinos comerciales de la compañía holandesa U-Boat Worx.

Su nombre es Nemo y es un submarino de dos plazas que surgió como proyecto hace apenas dos años. Ahora ya es toda una realidad y puedes adquirir uno de estos desde el pasado mes de abril en caso de tener un importante nivel adquisitivo.

Este submarino cumple con todas las características que prometieron, es ultraligero y solo puede transportar a dos personas. El modelo Nemo 2 tiene un peso de 2.500 kilos, mide 2,80 metros y es tan cómodo que se puede incluso transportar en el remolque de un coche.

El otro modelo disponible es el Nemo 1 que es todavía más ligero que el primero con un peso de 2.000 kilos y mide 2,55 metros. Salvo en peso y tamaño, el resto de especificaciones son idénticas en ambos modelos.

Nemo cuenta con su propio sistema de descompresión, cuatro motores eléctricos que hace que sea capaz de ir a una velocidad de tres nudos y además, llega a descender hasta los cien metros de profundidad.

Tiene una increíble autonomía de hasta ocho horas y cuenta con algunas medidas de seguridad para proteger a los usuarios en caso de que haya algún problema. Si hubiera algún fallo, cuenta con un sistema de orientación automática así como la capacidad de ascender y descender automáticamente.

Asimismo, los pasajeros cuentan con un gamepad para manejarlo en caso de que fuera necesario, pero para poder conducir uno de estos pequeños aparatos, deberás superar un curso de doce días porque descender a las profundidades marinas puede ser una actividad peligrosa.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS