Opel Astra 1.4T, idilio con los motores Turbo

Opel Astra 1.4T, idilio con los motores Turbo
Opel Astra 1.4T, idilio con los motores Turbo
Con un 20% menos de consumo y emisiones respecto al modelo que sustituye, el nuevo motor turbo de 1.4 litros que equipa al exitoso compacto de Opel goza de un comportamiento excelente y una practicidad total.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo
Mientras aguardamos la llegada del esperado Opel Astra GTC y la correspondiente y explosiva versión OPC, la gama actual de este exitoso y premiado compacto de General Motors ofrece diferentes alternativas para quien busque un vehículo dinámico, pero parco en consumos cuando sea necesario. Con ocho mecánicas disponibles, cuatro de ellas de gasolina, el nuevo motor de 1.4 litros y 140 CV no ha hecho más que ahondar en estas cualidades.
Ya pudisteis leer la prueba a fondo que realizamos del bloque más potente actualmente disponible en el Astra, el 1.6 turbo de 180 CV con el que recorrimos más de 2.500Km, pero teniendo en cuenta que para este modelo, equipado con la última tecnología de Opel y algún que otro detalle de confort, deberemos preparar 25.000€ para pagar la factura, es hora de valorar cómo va el 1.4 y 140CV, cuyo precio parte de los 21.000 euros.
Opel ha hecho gala de todo su poderío industrial y de una elevada capacidad creativa a la hora de desarrollar el nuevo Astra, logrando un producto tan atractivo como eficaz, tan sofisticado como asequible y tan prestacional como eficiente, a imagen y semejanza de lo que hizo antes con el Insignia

No se puede negar que el salto experimentado con este modelo es notable en casi todas sus facetas, y este motor quiere ser el equilibrado punto medio de la gama, pues por encima se sitúa el 1.6 turbo de 180 CV y el acceso a la gama es el 1.6 de 115 CV.

Una gama en pleno crecimiento
Desde que salió al mercado el nuevo Opel Astra sólo lo hemos podido ver con la carrocería de cinco puertas, y a pesar de su practicidad e innegable atractivo son muchos los jóvenes que aguardan la llegada de la variante estética  más deportiva, el GTC de tres puertas, que se sumará al Astra Sports Tourer, la versión familiar con 500 litros de maletero que también se lanzará este año. 
Lo que no se puede obviar es el intenso trabajo aerodinámico que el compacto de Opel lleva a sus espaldas. Con más de 600 horas de pruebas en el túnel de viento, la insonorización del habitáculo y la optimización aerodinámica del Astra ofrecen un elevado confort acústico en todo momento, algo que se aprecia mucho en esta versión, ya que pese a tratarse de un motor de pequeña cilindrada cuyo rendimiento óptimo se alcanza a regímenes elevados, la calidad de vida a bordo no se ve afectada.
Para disminuir el consumo de combustible Opel ha recurrido a distintas artimañas. Primero ha reducido la cilindrada del propulsor de 1,8 litros a 1,4 litros, y además le ha dotado de una alimentación por turbocompresor y le ha añadido unos desarrollos enfocados a ahorrar a la caja manual que equipa de serie, con lo que en sexta marcha se llega hasta unos larguísimos 60 kilómetros por hora cada 1.000rpm.  Opcionalmente se puede montar una caja automática secuencial de seis relaciones “Active Select”.

Este conjunto de medidas hace que el gasto oficial del Opel Astra Turbo sea de 5,9 litros cada 100 kilómetros, con unas emisiones de 138 gramos de CO2 por kilómetro recorrido. Respecto al anterior motor de 1,8 litros y 140 caballos, que tenía un consumo de 7,3 litros y unas emisiones de 175 gramos de CO2, este Astra logra un ahorro de combustible del 20% cada 100 kilómetros y una disminución del 21% en emisiones de CO2 por kilómetro recorrido.
Esta mayor eficiencia se garantiza con unas prestaciones prácticamente idénticas, ya que aunque es algo más lento en velocidad máxima -202 km/h frente a 208 km/h- la aceleración de 0 a 100 km/h se ha visto mejorada, 9,9 segundos frente a los 10,2 segundos del anterior Astra 1.8. 

Las recuperaciones son de nuevo similares en cuanto a tiempo se refiere, pero los adelantamientos requieren recurrir al cambio con más asiduidad. Es por ello que el consumo efectivo del nuevo Opel Astra 1.4 se separa algo de los datos oficiales en esta tesitura. 

El escenario a la hora de practicar una conducción en el mundo real es que en autopista y autovía esos reglajes del cambio ahorrativos suponen sin duda un desahogo importante para el nuevo Opel Astra 1.4, ya que a 120 kilómetros por hora el motor girará a apenas 2.000 revoluciones por minuto. 

Sin embargo, en carreteras de doble sentido y circulando a velocidades legales el motor girará por debajo de su cifra de Par recomendada, lo que perjudica mucho las recuperaciones, haciendo necesario recurrir al cambio de marchas más de lo deseable y perjudicando el consumo y el agrado de conducción.

El conjunto de esta mecánica con la fenomenal base del nuevo Opel Astra conforma un coche apto para quien quiera huir del gasóleo y se conforme con unos consumos contenidos y un comportamiento dinámico sufiente, sin grandes demostraciones de poderío deportivo.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS