Opel Astra ST ecoFLEX, ahora con Start&Stop

Opel Astra ST ecoFLEX, ahora con Start&Stop
Opel Astra ST ecoFLEX, ahora con Start&Stop
La carrocería familiar del Opel Astra, el compacto de la filial de GM que tantos elogios se ha llevado, supone un plus de versatilidad sin renunciar a su carácter deportivo que con la inclusión del Start&Stop en su versión ecoFLEX se muestra enormemente eficiente.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo
A principios de año ya os contábamos que el Opel Astra ecoFLEX añadía a su dotación el sistema Start&Stop, un mecanismo microhíbrido que todos debemos conocer ya puesto que es pura actualidad y que permite al compacto de GM bajar de los 4 litros en la cifra de consumo medio y emitir tan sólo 104 gramos de CO2 por kilómetro, con las consecuentes ventajas impositivas que ello implica
Con la llegada de la carrocería familiar del Opel Astra, que se llama Sports Tourer y en Europa tiene cada vez mayor relevancia con más de un 25% del peso de esta versión en las ventas, había que ver qué ocurría con la eficiencia dado su mayor peso y menos favorable aerodinámica en la utilización de este sistema. Los datos siguen siendo francamente buenos, y con esta carrocería el consumo se incrementa hasta los 4,1 litros a los 100 kilómetros mientras que las emisiones son de 109 gramos de CO2 por kilómetro.
El motor de esta versión familiar ecoFLEX es el mismo 1.3 CDTI turbo diesel de 95CV y 190 Nm de Par entre las 1.750 y las 3.250 revoluciones del 5 puertas, con la mejora en la recirculación de gases de escape (EGR), que ahora está refrigerado por agua, y el filtro de partículas diesel (DPF) incorporados. El cierre activo de la parrilla delantera también es dotación de esta versión ecológica, mejorando la penetración aerodinámica del Opel Astra.



Suave e integrado
En esta pequeña toma de contacto pudimos comprobar que el funcionamiento del sistema de parada y arranque de Opel montado en el Astra es muy satisfactorio por suavidad y compenetración con todos los elementos que intervienen. La detención se realiza con total naturalidad, hasta tal punto que circulando con música o en una animada charla con el pasaje nadie se percatará de que el motor se ha detenido.
El arranque es algo más áspero que la parada, pero se realiza con la velocidad adecuada y no supone ninguna merma del agrado de conducción en ciudad del compacto de Opel. Para los conductores más dinámicos será bueno saber que la versión con el motor 2.0 CDTi de 160CV también equipará este sistema microhíbrido.

En estas circunstancias, el contar con la versión familiar ST y sus 500 litros de maletero son todo un plus de practicidad, y hay que reconocer que por diseño estamos hablando de uno de los compactos más bonitos que circulan por nuestras carreteras. No se puede pedir más.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS