Porsche 911 GT2 RS, todo sensaciones

Porsche 911 GT2 RS, todo sensaciones
Porsche 911 GT2 RS, todo sensaciones
Con 620CV y 70 kilos menos que un GT2 normal la versión más radical del Porsche 911 es un arma imbatible en circuito.
La casa alemana más pasional de todas, esa con la que sueñan la mayoría de los hombres, ha decidido completar las filtraciones vistas hasta ahora y el Porsche 911 GT2 RS, siglas que se corresponden con la denominación de Renn Sport, la vertiente más prestacional y racing disponible en la marca, ya muestra todo su poderío.
Más potente que el venerado Porsche Carrera GT, el salto experimentado en prestaciones gracias a los nada menos que 90 CV de ventaja sobre el Porsche GT2 estándar es brutal. El motor bóxer 3.6 biturbo – con turbos de geometría variable, refrigeración líquida e inyección indirecta – eroga ahora 620 CV que se transmiten al asfalto con una eficacia asombrosa.
Aunque no han facilitado la descomunal cifra de par máximo disponible, con la caja de cambios manual de seis relaciones, la única disponible en este modelo, el GT2 RS es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3.4 segundos y promete unas recuperaciones sin tiempo para respirar.
Este lapso significa 0.3 segundos más rápido que el GT2 de 530 CV, ambos con tracción 100% trasera cosida al asfalto con unos “rodillos” de medidas 325/30 ZR19. Otras cifras para la galería son un 0 a 200 km/h en 9.8 segundos y un 0 a 300 km/h en solamente 29.8 segundos. La velocidad máxima alcanzada llega a los 330 km/h.



La magia de la báscula
Con 70 kg menos que mover que un GT2 normal, la relación potencia-peso del Porsche GT2 RS es de unos impresionantes 2.21 kg/CV. Los 1.370 kg que arroja en báscula con todos los fluidos necesarios para su funcionamiento, no en vacío, son los responsables de este dato que asusta, y gracias a esta severa dieta, Porsche asegura que el GT2 RS es un 5% más eficiente que el GT2, con lo que los 11.9 l/100 km de consumo medio y los 284 g/km de CO2 de emisiones baten las cifras del intocable Ferrari 458 Italia.
Sin embargo este es un coche creado para dar lo máximo en circuito y la mejor carta de presentación en esta tesitura es el hecho de que Porsche asegura que es capaz de rodar en 7 minutos y 18 segundos en una vuelta al famoso Infierno Verde de Nurbürgring…creo que empiezan a temblar en Nissan a pesar de la evolución de su GT-R.
La magia de la electrónica en su grado justo, con la suspensión activa retocada (PASM) y un control de tracción y estabilidad recalibrados (PSM), que colaboran junto a los montantes activos del motor, permiten esta proeza y la enorme facilidad de conducción que presenta la última creación de Porsche.



En el interior alcántara por doquier, baquets de competición, fibra de carbono y ambiente racing son su santo y seña para hacer sentir al conductor el ambiente de carreras. Sólo se van a fabricar 500 unidades de esta bestia a un precio franco fábrica de 199.500€. En Alemania la factura final es de 237.578€. 

¿Será esta versión de tracción trasera y 620 CV la máxima expresión de uno de los iconos automovilísticos más reseñables de la historia, que se mantiene casi inalterado desde hace más de 50 años? Seguro que no.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS