Skoda Fabia 2015, primorosa evolución

Skoda Fabia 2015, primorosa evolución
Skoda Fabia 2015, primorosa evolución
La última versión del urbano checo se sube al carro de las tecnologías y aumenta su dinamismo para seguir siendo una de las compras más inteligentes de su segmento. Las ayudas a la conducción no hacen más que elevar el valor de su gran habitabilidad, y además ahora disfruta de un comportamiento más refinado.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo

Nos hemos puesto a los mandos de la tercera generación del Skoda Fabia para comprobar que el avance tecnológico y de dinamismo de este urbanita le coloca cada vez más cerca de sus primos de gama del grupo Volkswagen, alejándose por completo del concepto Low Cost con el que hace años se identificaba a los modelos de la marca que mejor relación calidad-precio arroja del conglomerado. Por algo llevan vendidas más de 3,5 millones de unidades desde su lanzamiento en 1999.

Hay que reconocer que la estética es muy continuista, pero el nuevo Skoda Fabia, que se pasa a las plataformas modulares MQB y permite anunciar un peso por debajo de 1.000Kg, goza de unas proporciones muy mejoradas (es 9 cm más ancho y 3 más bajo) que le hacen parecer un coche mucho más deportivo, y eso a pesar de que los responsables de la marca niegan por completo que esta generación vaya a contar con la versión RS que tanto nos enamoró cuando la probamos a fondo. La personalización estética, con 4 colores de techo disponibles (350€) siguen haciendo que su imagen sea además muy fresca.

Mecánicamente el Fabia tendrá 4 bloques de gasolina y dos diésel, todos ellos con Stop&Start y recuperación de energía. En gasolina se podrá escoger entre un tricilíndrico 1.0 en versiones de 60 y 75CV y que apenas consumen 4,7 litros a los 100, y un 1.2 de cuatro cilindros con turbo y potencias de 90 y 110CV. En cuanto al diésel, el 1.4 TDI estará disponible en una versión de 90 y otra de 105CV, con un consumo de 3,4 litros. A ellas se sumará ya en 2015 una variante Greenline de 75CV con neumáticos de bajo rozamiento y mejoras aerodinámicas que permitirá rozar los 3 litros de media, y una versión Montecarlo con el bloque más potente de gasolina para calmar las ansías dinámicas.


Espacio sin rival

El habitáculo del Fabia es su arma más potente, y ahora que las plazas traseras tienen mayor amplitud gracias a la mayor distancia entre ejes este modelo puede funcionar como coche familiar sin ningún complejo. A ello contribuye el maletero que ahora alcanza los 330 litros, cifra récord de su segmento y comparable a muchos compactos.  Detalles que harán el día a día más llevadero como el rascador de hielo, la papelera o el espacio para dejar hasta siete botellas no hacen más que poner la puntilla, ya que la calidad general es muy buena.

La tecnología aplicada a la seguridad permitirá a esta generación del Fabia no amilanarse ante la competencia, y sistemas como el Front Assist, que avisa o incluso detiene el coche en ciudad si prevé un riesgo de colisión;el Freno Multicolisión, que retiene el coche en caso de accidente con para evitar una posible segunda colisión; el detector de fatiga y el control de velocidad (aunque no sea adaptativo como el de su primo el Polo, siempre hubo clases), harán de su conducción un placer muy controlado. Mientras tanto podremos aprovechar la tecnología Mirror Link y Smartgate de su sistema multimedia para que no nos falte entretenimiento.

El nuevo Skoda Fabia hace honor a 120 años de historia de una marca que no deja de mejorar. Es más habitable, más ligero, más dinámico, hasta un 17% más eficiente y puede contar con sistemas de seguridad que ningún cliente de la marca hubiera imaginado hace apenas un lustro. Todo ello tendrá un precio de partida de 9.300 euros para el 1.0 de gasolina, 70CV y con A/C, 900 más si queremos una mecánica diesel, y 800 más por la carrocería Combi, que anuncia un maletero de 500 litros de capacidad.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS