Volkswagen Golf Cabrio, vuelve un clásico

Volkswagen Golf Cabrio, vuelve un clásico
Volkswagen Golf Cabrio, vuelve un clásico
Volkswagen vuelve a traernos la versión descapotable de su modelo más famoso, el Golf Cabriolet, que recurre a un práctico techo de lona y una abundante oferta mecánica para diferenciarse de su hermano de gama el Eos.
fjrigjwwe9r1_articulos_externos:cuerpo
Las versiones descapotables del Volkswagen Golf siempre han tenido una legión de seguidores, y aunque en la quinta generación no hubo versión con techo escamoteable por la importancia que tomó el Eos, su hermano “pijo” de techo duro y mayor empaque, ahora vuelve a los mercados el compacto con su tradicional techo de lona, y además se fabrica en las instalaciones del que siempre había sido su creador: el desaparecido Karmann.
Para dar vida a este lúdico compacto Volkswagen anuncia seis motores TDI y TSI, con potencias de entre 105 y 210 CV, y aunque no han dado detalles concretos de los bloques concretos la oferta de la casa es conocida. Un diésel y tres gasolina tendrán la opción de equipar el paquete Bluemotion Technologies, y a buen seguro que el 1.4TSI y el 1.6TDI arrasan en las ventas. Los sistemas de reducción de consumo como el Start&Stop y la frenada regenerativa harán de este cabrio el más ecológico de la historia, y el Golf Cabriolet 1.6 TDI se permite homologar un consumo de sólo 4.4 l/100 km y 117 g/km de emisiones de C02.
La base de este cabriolet es obviamente el Golf de tres puertas, por lo que estéticamente su parecido es total. Es la parte trasera la más diferenciada, aunque la armonía conseguida por el conjunto es destacable, y el frontal incorpora de serie las luces de día con tecnología LED y forma de W que ya son signo de la marca. El habitáculo es idéntico al de cualquier Golf, con materiales de calidad y una ergonomía germánica. Se desconoce su precio final en nuestro país, pero en  Alemania ya se aceptan pedidos y empieza en los 23.625€. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS